Estantería

Su salón estaba vacío sin ti. No había orden, sus libros y figuras danzaban de un lado a otro de la casa. Pero desde que aparecistes reina la paz y la armonía. Tu nombre suena francés, pladur. Tú eres fuerte, discreta y esbelta pero tu falda deja ver algo que el resto de estanterías no tiene tus suaves curvas. Realizada en pladur esta estantería decora el salón de uno de nuestros clientes. Como añadido y para dotarla de un toque especial, consta de una base que sirve a su vez de mesa otorgándole una suavidad particular que las tradicionales estanterías, que hasta ahora se han construido en este material, no tienen. Aunque única, esta estantería puede adaptarse a cualquier espacio quedando totalmente integrada en la vivienda. La mezcla perfecta entre modernidad y equilibrio.